La lasagna mas famosa al mundo: la lasagna alla bolognese

La palabra “lasagna” deriva del griego “lagana” que significa contenedor. Los etruscos la preparaban en una medida mucho mas grande de la actual. Además usaban harina de espelta mientras los romanos usaban simplemente agua y harina de trigo. En seguida las “laganas” asumieron una tamaño mas reducido y la harina de trigo duro se impuso a la espelta como ingrediente principal. Entre el 1300 y el 1600 las lasagnas llegaron a Francia e Inglaterra con los nombres de “Losyngys” e “Losans” , mientras en Italia se difundió en el Norte, aunque en Nápoles se seguía produciendo “lasagnas”. Sin embargo es la Emilia Romagna la región a la que se atribuye la receta de la “lasagna” mas famosa del mundo: “la lasagna alla bolognese”. Este nombre deriva del hecho de que esta “lasagna” esta hecha con un “ragù”, una salsa clásica de esta región que se

Foto di ragù alla bolognese

caracteriza por la combinación de sus ingredientes y que le confieren un sabor inconfundible y muy valorado. Preparar un “ragù alla bolognese” necesita tiempo pero no es complicado. La elección de los ingredientes determinará la calidad del resultado. Trituramos 60gr de cebolla, 50 gr de tallo de apio y 50 gr de zanahoria y lo vertimos en una olla con bastante capacidad donde previamente hemos calentado un poco de aceite. Dejamos freír durante veinte minutos las verduras hasta que hayan cambiado de color y se reduzcan en volumen. Añadimos 500 gr de carne de vaca picada y 500 gr de carrillada de cerdo o de beicon. Mezclamos las carnes y las verduras uniformemente hasta que la mezcla adquiera un color dorado. Añadimos 150 gr de vino rojo y seguiremos mezclando hasta permitir su completa evaporación. Finalmente añadimos 250 gr de tomate fresco triturado y cocinamos los ingredientes durante dos horas. Añadimos agua para que el “ragù” no se seque demasiado. Sin embargo es importante que transcurridas las dos hora el agua se haya evaporado y el “ragù” se haya quedado seco. Antes que la cocción se acabe añadimos sal y pimienta negra, y un vaso de leche si preferimos reducir el sabor ácido del tomate. Tras apagar el fuego dejamos reposar el ragù unos cuantos minutos. Ahora en una bandeja bastante profunda esparcimos uniformemente un hilo de bechamel en toda la superficie. Colocamos “le lasagne” y esparcimos otra tira de bechamel. A continuación, esparcimos el “ragù” y queso “Parmigiano Reggiano” bien rallado y

Foto di Parmigiano Reggiano

cubriendo toda la superficie. Creamos otro estrato de “lasagne” colocadas en sentido contrario al anterior y repetimos el procedimiento hasta crear, si es posible, seis estratos. Una vez terminado el ultimo estrato ponemos “le lasagne” en el horno durante 25 minutos a una temperatura de 200°C ( o en horno ventilado durante 15 minutos a una temperatura de 180°C). Sacamos las lasagnas del horno, las dejamos reposar unos minutos y el plato está hecho.

 

Add A Comment